Hidro Santa Cruz. De la A hasta la Z


Respuestas breves a grandes inquietudes sobre la identidad y el proceder de Hidro Santa Cruz. Esta empresa propiedad de Luis Castro Valdivia (empresario español) opera en Santa Cruz Barillas el proyecto hidroeléctrico Cambalam, en medio del rechazo de comunidades. Hidro Santa Cruz es conocida también como Hidralia Energía y Ecoener (empresas matriz españolas).

Asesinato
El primero de mayo de 2012, en horas del mediodía, hombres armados emboscan a tres líderes comunitarios que retornan de la cabecera municipal de Santa Cruz Barillas hacia sus comunidades, en un momento en el que Hidro Santa Cruz presiona para construir la hidroeléctrica, y las comunidades resisten a través de consultas y reuniones comunitarias masivas.

Como consecuencia del atentado muere Andrés Francisco Miguel, en tanto que sus compañeros y vecinos Pablo Antonio Pablo y Esteban Bernabé (el primero se niega de forma reiterada a vender sus tierras) quedan gravemente heridos.

Los testigos de la muerte de Andrés Francisco Miguel relatan que sus agresores se conducen en vehículos similares a los de la empresa Hidro Santa Cruz, por lo que la población asume que este acto es promovido por personas vinculadas a dicha empresa.

Por el asesinato guardan prisión preventiva, desde el sábado 26 de mayo, Ricardo Arturo García López y Óscar Armando Ortiz Solares. El primero aparece mencionado como Jefe de Seguridad de Hidro Santa Cruz en un documento del Ministerio Público fechado el 28 de marzo.

El otro acusado, Ortiz Solares, fue subcontratado por Juan Roberto Garrido, actual encargado del área social de la empresa, según consta en investigación del Ministerio Público recogida por medios de prensa.

Asesinato según los acusados
Los acusados no niegan los hechos, sino que los justifican como reacción al verse amenazados por la multitud: una avalancha o muchedumbre de personas que celebran la fiesta local. 

Una reacción normal y justificable, pues todos sabemos que las personas felices, alegres y expansivas se vuelven incontrolables para las autoridades, por lo que es conveniente mantenerlas en actitud resignada, sumisa, pasiva y triste, como recomendó, entre otros, el arzobispo y conquistador Diego de Landa.

Asesinato según Hidro Santa Cruz
“Hidro Santa Cruz S.A. desmiente categóricamente que las personas capturadas o detenidas por la muerte del señor Andrés Francisco Miguel sean empleados de esta empresa. Este extremo es perfectamente conocido por las autoridades que están llevando a cabo esta investigación. Advertimos que (la empresa) ejercitará todas las acciones legales que resulten oportunas, incluidas las penales, contra quien difunda injurias y calumnias propagando informaciones falsas”, Guatemala, 26 de mayo de 2012. Añade Sergio Morataya, comunicador social: “fue un problema ajeno a la empresa (el asesinato)”. 

Si Hidro Santa Cruz no es responsable, a pesar de que sus empleados cometen el asesinato, resta plantear tres teorías:
1. El asesinato nunca sucede, lo que justifica el silencio de Hidro Santa Cruz y su propietario, Luis Castro Valdivia, sobre el mismo.
2. La festividad del primero de mayo tampoco ocurre. Es un invento de ONG, realizado con financiamiento internacional.
3. Santa Cruz Barillas no existe.

Cualquiera de estos argumentos lógicos rebate la campaña de desprestigio malintencionada contra la hidroeléctrica.

Barillas
Antes de la llegada de Hidro Santa Cruz (el año cero A.C., antes de Castro Valdivia) ya existen rencillas, disputas y enemistades. La vida no es el paraíso.

La diferencia con el momento actual es que esas disputas nacen localmente, las provocan los propios habitantes de Barillas y no la invasión agresiva de una empresa extranjera. 

Cambalam
Es un proyecto de hidroeléctrica filo de agua sin embalse, con salto bruto de 272.18 metros, caudal de equipo de 263 metros, caudal de equipamiento de 2.25 metros cúbicos por segundo, que consta de una turbina Pelton, con potencia nominal de 5,000 kW y conducción a través de tubería de acero, DN 1.000 mm.

Según la población, pero vaya usted a saber de donde sacan tales ideas, es un área sagrada, de valor cultural, identitario, simbólico y recreacional. En idioma q'anjob'al, la toponimia de Q’an B’alam expresa que es “un tigre dorado como el oro, el espíritu del agua de oro”

Capturas
En Santa Cruz Barillas se producen previo a la existencia de pruebas, expediente y acusación. Es decir, se captura a las personas, se definen cargos, se imagina una condena satisfactoria, necesariamente superior a los 50 años y, con todo ello, se arma el expediente y la acusación.

Las capturas-detenciones ilegales-detenciones arbitrarias evitan el engorro y la molestia de los derechos procesales y los derechos constitucionales de los detenidos. El procedimiento permite que cualquiera (presidente, ministro de gobernación y sobre todo personal civil encapuchado) pueda señalar a los futuros capturados.

A diferencia del principio “Todos somos inocentes mientras no se demuestre la culpabilidad”, después de Barillas todos somos culpables y los expedientes y las pruebas deberán demostrar fehaciente e incontestablemente dicha culpabilidad.

Capturas (órdenes de)
Son 23 vigentes y un número indeterminado de posibles capturados, que figuran en hojas mecanografiadas, con fotos, a disposición de autoridades militares y retenes varios.

Provocan terror y desmovilización.

Capturas (fin de)
La culpabilidad no prescribe en el territorio de Hidro Santa Cruz: es decir, todos podemos ser indefinidamente culpabilizados.

Cascada
Aprovechamiento energético. Beneficio kilovatios/hora. Propiedad privada, de uso exclusivo de la empresa, en el marco de la legalidad. 

Cuentan que hubo un tiempo en el que las personas se bañaban y contemplaban extasiadas el lugar.

Consultas comunitarias
En la Consulta de Buena Fe aprobada y apoyada por la Municipalidad de Santa Cruz Barillas, más de 46,000 personas manifiestan su oposición a la minería.

Sucede el 23 de junio de 2007. Con posterioridad y de forma regular, la población continúa realizando reuniones donde, explícitamente, adversan explotaciones mineras, hidroeléctricas, la presencia de transnacionales y la presencia específica de Hidro Santa Cruz. 

El documento“Actas de las comunidades 2012”, elaborado a partir del resumen literal de reuniones comunitarias, recopila 102 reuniones, en el periodo enero-abril 2012, a las que se acompañan copias de actas rubricadas con sellos de autoridades y miles de firmas: alcaldes comunitarios, alcaldes auxiliares, miembros de consejos de desarrollo, integrantes de asociaciones, pobladores en general.

Las memorias revelan un rechazo profundo a la hidroeléctrica, tanto en comunidades cercanas a la misma como alejadas, y una comprensión compleja del conflicto. No presentan una voz homogénea sino visiones diversas. No esconden las dudas de algunas comunidades, la neutralidad expresada por otras, la hidroeléctrica sí pero la minería no (visiones minoritarias pero presentes).

Por ello resultan categóricas en el rechazo: 

no a la negociación con la empresa porque nos han venido manipulando;
el aprovechamiento de los recursos naturales está al servicio de la comunidad y no de personas particulares;
que no se autorice el permiso de los empresarios de otras naciones que nos vengan a afectar en nuestros municipios;
somos dueños de nuestras tierras, tenemos nuestras propias leyes;
nunca vamos a permitir que una empresa extranjera haga daño sobre nuestras tierras

Las declaraciones comunitarias ofrecen una lectura radicalmente opuesta a la debilidad y marginalidad expresadas por la empresa: revelan una línea histórica de oposición ascendente, cada vez más informada y posicionada. 

Cuando Hidro Santa Cruz no logra legitimarse sino que parece perder la batalla de la opinión, se decreta el Estado de Sitio.

David Castro Valdivia
Hermano de Luis Castro Valdivia, propietario principal de Hidro Santa Cruz. Desde el estado de sitio dejamos de disfrutar de su presencia impositiva, expansiva, seca, cortante, arrogante, prepotente y autoritaria (lo digo yo y también la iglesia católica de Huehuetenango). 

Derechos humanos
Aquellas libertades, facultades, instituciones o reivindicaciones relativas a bienes primarios o básicos que incluyen a toda persona, por el simple hecho de su condición humana, para la garantía de una vida digna, sin distinción alguna de etnia, color, sexo, idioma, religión, opinión política o de cualquier otra índole, origen nacional o social, posición económica, nacimiento o cualquier otra condición.

Desaparecen en Santa Cruz Barillas el primero de mayo, por lo tanto no vale la pena mencionarlos ni criticar su ausencia: "El estado de Sitio no viola los derechos porque los derechos quedan suprimidos" (Otto Pérez Molina, presidente de Guatemala).

Democracia (malherida) 
Se fortalece la inteligencia (militar). 

Se elimina la presunción de inocencia y cientos de años de lucha por los derechos humanos. 

La legalidad va en contra de los deseos expresos de las personas y las comunidades.

La democracia omite la participación e ignora los resultados de las consultas comunitarias. 

El desarrollo disfraza la violencia.

Dignidad
Desbarata los planes de la empresa. Se opone al desarrollo concebido como producción, crecimiento, explotación de la naturaleza y consumo. 

Defiende la madre tierra y la cultura. 

Moviliza de forma abierta o en silencio a miles de personas.

Construye muros de ideas.

No me refiero a las organizaciones, el financiamiento extranjero, las ONG, los partidos políticos, unas pocas personas, la manipulación, la desinformación, el Consejo de los Pueblos, el Comité de Unidad Campesina, los grupos de mujeres.

La oposición reiterada, profunda, prolongada a la presencia de Hidro Santa Cruz se llama Dignidad.

Enemigos (indestructibles)
La empresa enfrenta una oposición plural y estructural. Sus análisis de actores y riesgos hablan de intereses criminales, población manipulada, organizaciones de la capital o extranjeras como actores principales de la resistencia. 

Pero los “enemigos” son otros: el enemigo territorio, el enemigo montaña, el enemigo tiempo-memoria-historia, el enemigo pueblo como sujeto activo. 

La historia que ignora y la cultura que no entiende o que desprecia. 

Estado de Sitio
Decretado el 4 de mayo, restringe al menos estos derechos, según el Ministro de Defensa:

libertad de acción,
detención legal,
interrogatorio a detenidos,
libertad de locomoción,
derecho de reunión y manifestación,
portación de armas.

Se resume en una paradoja. Si la Constitución de Guatemala permite hacer todo lo que la ley no prohíbe (artículo 5: toda persona tiene derecho a hacer lo que la ley no prohíbe. No está obligada a acatar órdenes que no estén basadas en ley y emitidas conforme a ella. Tampoco podrá ser perseguida ni molestada por sus opiniones o por actos que no impliquen infracción a la misma) el Estado de Sitio impide hacer casi cualquier cosa.

Estado de sitio ampliado
El gobierno de Guatemala anula el Estado de Sitio el 18 de mayo. La población lo continúa percibiendo a través de los patrullajes militares continuos e intimidantes, las amenazas de captura, el chantaje a través de los presos políticos (si no aceptan a la empresa se van a pudrir en la cárcel, afirma Juan Garrido, empleado de Hidro Santa Cruz), la generalización de la incertidumbre y el miedo, la continuidad del exilio forzado de dirigentes, la existencia de presos políticos, la intimidación hacia las mujeres, la restricción de la libertad de expresión y acción.

El Estado de Sitio ampliado es un régimen permanente de excepción.

Financiamiento internacional
(1). La CIFI en el País de las Maravillas
Un informe 2010 de la Corporación Interamericana para el financiamiento de infraestructuras, CICI, afirma que el proyecto Cambalam es “socialmente consciente y no tiene ningún conflicto con las comunidades locales”. De hecho, tiene “un fuerte apoyo entre los grupos locales y nacionales”. A partir de este paisaje de ilusiones, la CIFI recomienda otorgar un aval por 10.7 millones de dólares a Hidro Santa Cruz.

Los principales financistas de la CIFI son, en ese momento, Bankia (España), con 20.37% de acciones; Corporación Financiera Internacional, miembro del Banco Mundial (15.74%); Banco Centroamericano de Integración Económica (9.26%), Corporación Interamericana de Inversiones, miembro del Banco Interamericano de Desarrollo (5.56%).

La CIFI es, según la última actualización de su página web, una sociedad anónima panameña, aunque en una consulta anterior aparece domiciliada en Costa Rica y su dirección de correo referencial es 1100 Wilson Boulevard Suite 2950, Arlington, VA 22209, USA. No se extrañen: la confusión de datos abona a un negocio igualmente opaco y confuso.

(2). Bonos de carbono: la cara poco amigable de Naciones Unidas
Hidralia Energía cuenta con la Carta de Aprobación Nacional para la venta de bonos de carbono, emitida por la Oficina Nacional de Desarrollo Limpio (ONDL), del Ministerio de Ambiente y Recursos Naturales.

A partir de esta carta, la empresa inscribe el proyecto ante la Junta Ejecutiva del Mecanismo para un Desarrollo Limpio (MDL) del Secretariado de la Convención Marco de Naciones Unidas para el Cambio Climático, para optar a financiamiento.

Naciones Unidas no ha emitido opinión sobre las acciones ilegales de Hidro Santa Cruz-Hidralia Energía en el país, específicamente sobre su involucramiento en el asesinato del primero de mayo.

(3). Elefantes en cristalería: derechos de los españoles frente a derechos colectivos
Extraoficialmente la Embajada de España habla del actuar de Hidro Santa Cruz como la presencia de un elefante en una cristalería.

No lograremos que lo mencionen oficialmente, ya que la Embajada de España tiene como misión superior proteger y defender los intereses de sus compañías en el país.

Al igual que naciones Unidas y la CIFI, la Embajada de España guarda un diplomático silencio sobre las acusaciones de asesinato: con excepción de los capturados en Barillas, todos somos inocentes mientras no se demuestre lo contrario.

Hidralia Energía integra la Cámara Oficial Española de Comercio de Guatemala, entidad financiada por el Ministerio de Industria, Energía y Turismo de España, que tiene la misión de fomentar el comercio y las relaciones económicas entre España y Guatemala. En marzo de 2010, esta Cámara solicita la implantación de un estado de sitio a nivel nacional, para proteger los intereses de las empresas, especialmente el poderoso sector energético español.

(4). Los avales que se muerden la cola (y se retroalimentan a sí mismos)
La CIFI apoya su aval en la evidencia de que el proyecto está en fase de obtener el apoyo de Naciones Unidas. Naciones Unidas apoya la venta de bonos de carbono porque el proyecto tiene aval de importantes financiadores internacionales. La Embajada de España apoya a la empresa porque cuenta con avales financieros reconocidos internacionalmente.

Los avales internacionales se apoyan en el reconocimiento de las autoridades guatemaltecas, las que a su vez se quedan impresionadas por la solvencia de los avales internacionales.

Todos hablan lo imprescindible. Todos se apoyan en sus silencios.

(5). Business are business o el canje de dinero por derechos
Para la empresa y los financiadores, Barillas equivale a mercantilización.

El sol, el aire son, para el Banco Centroamericano de Integración Económica, “una enorme oportunidad de negocio”.

El objetivo primordial de Hidralia Energía es “el retorno de la inversión”.

El mecanismo de desarrollo limpio, en vez de planteamiento de ética empresarial y compromiso socio ambiental, se convierte en oportunidad económica.

El agua es un servicio. 

Los bienes naturales son recursos.

La población son stakeholders, según Hidralia: parte interesada, quienes pueden afectar o ser afectados por los intereses de la empresa.

No existen personas, apenas intereses y negocios. 

Los derechos son prescindibles cuando perjudican las ganancias.

Hidralia Energía
Es una empresa que provee de oportunidades energéticas a bajo costo para toda la población y ofrece un servicio global en materia de proyectos hidroeléctricos, abarcando estudios y diseños, así como gestión, proceso de aprobación, obtención de licencias y financiación, y de vez en cuando contrata personal que, por evidente mala fortuna, resulta inculpado de asesinato, el cual, fruto de circunstancias fuera de control, deriva en la implantación de un Estado de Sitio que de manera casual y no causal incrementa la presencia de soldados y policías, quienes de forma no intencional atemorizan a la población, generándose de modo no previsto, querido ni planificado, un régimen de amenazas y terror, así como un modelo político de libertades restringidas, el cual facilita el trabajo y la implantación de Hidro Santa Cruz pero es totalmente ajeno a esta empresa, la cual se limita a ofrecer un servicio global en materia de proyectos hidroeléctricos, abarcando estudios y diseños, así como gestión, proceso de aprobación, obtención de licencias y financiación. 

Conocida también como Ecoener-Hidro Santa Cruz. 

Hidralia: empresa pequeña, intereses enormes
Hidralia energía es una empresa pequeña con grandes intereses:

las energías renovables (eólica, solar, mareomotriz...), definidas por el Banco Centroamericano de Integración económica como una “enorme oportunidad”,
la Gestión Integral del Recurso Hídrico, incluyendo el agua potable (agua como servicio, Acuerdo de Asociación Unión Europea-Centroamérica) y la privatización vinculada a las transnacionales europeas del agua,
la economía verde y el cambio climático como beneficio: acceso a financiamiento a partir del Mecanismo de Desarrollo Limpio, en el marco del Protocolo de Kioto,
la multiplicación del negocio inicial: energía a partir de mini centrales. 

Hidralia es, así, tanto actor principal como instrumento favorecedor de agendas empresariales globales (por ejemplo, las vinculadas a la gestión/ privatización del agua), cuya dimensión excede el proyecto de Barillas.

Esta lectura expansiva lectura justifica la presencia en Santa Cruz Barillas de financiadores internacionales de primer orden; justifica también la alianza de Hidralia Energía con Fundación Solar en la región de Las Verapaces (energías renovables) y el proyecto que Hidralia desarrolla en Ecuador, íntegramente de gestión del agua, replicable en Guatemala.

Los intereses en juego y la articulación a su alrededor de actores diversos, permiten entender la rápida expansión de una empresa recién llegada al país y sus métodos expeditos de trabajo, que no son objeto de cuestionamiento.

Por el contrario, los espacios de negocios se abren y la compañía penetra hasta la cocina de los principales centros de poder, entre otros la estratégica Cámara Oficial Española de Comercio de Guatemala, o espacios institucionales que le permiten obtener de forma inmediata la Carta de Aprobación de la Oficina Nacional de Desarrollo Limpio, paso previo para acceder a la venta de bonos de carbono.

Hidro Santa Cruz es una ventana de mil oportunidades.

Intenciones (declaración de)
“Esa propiedad es nuestra y tendremos con ella la disposición necesaria. Tomaremos las decisiones que consideremos oportuno. Tenemos todos los permisos realizados, tenemos la legalidad de nuestro lado, tenemos todo el derecho de realizar la hidroeléctrica. La construcción va a seguir adelante, pase lo que pase”. 

Estas palabras de Luis Castro Valdivia, propietario de Hidro Santa Cruz, el 18 de noviembre de 2011, son el anticipo del asesinato, las capturas, las intimidaciones, las detenciones y el estado de sitio de hoy.

Invasión extranjera
Se produce cuando una persona física o jurídica llega a una comunidad ajena y pretende imponer su voluntad sobre la opinión y derechos de los habitantes y por tanto dueños legítimos de los territorios (y de su futuro).

Se conoce también como Desarrollo y Cumplimiento de la ley.

Institucionalidad (del silencio)
La desinformación, las omisiones, la parcialidad y la pasividad institucional permiten el avance de Hidro Santa Cruz.

El Ministerio de Energía y Minas de Guatemala se limita a recibir notificación de inicio de actividades, sin oponer ningún tipo de condicionamiento a su labor.

El Ministerio de Ambiente y Recursos Naturales no vincula el Estudio de Impacto Ambiental y la Licencia Ambiental a la opinión de las comunidades.

La empresa es avalada en el marco del Mecanismo de Desarrollo Limpio de Naciones Unidas, a pesar de la oposición social.

La CIFI afirma de forma rotunda que “no hay conflicto con las comunidades locales”.

La Oficina Económica y Comercial de la Embajada de España no tiene en cuenta la conflictividad, la agresión y la falta de respeto a la voluntad comunitaria: “Ecoener tenía previsto la inversión de 30 millones de dólares para la construcción de una hidroeléctrica pero está en dificultades con los permisos del Ministerio de Energía y Minas” (2011). 

La Embajada de España no reporta el cuestionamiento legal, social y político al que la empresa es sometida en el Estado Español y se mantiene impávida ante la oposición creciente al proyecto en Guatemala. El silencio de la diplomacia española es tanto más elocuente en tanto en cuanto Hidralia Energía integra la Cámara Oficial Española de Comercio de Guatemala, que tiene como objetivo fomentar el comercio y las relaciones económicas entre España y Guatemala, y es presidida con carácter honorario por el Embajador de España.

Intereses y actores económicos en ascenso precisan de la institucionalidad del silencio: el apoyo político implícito a las empresas a partir del falseamiento y la negación de la realidad.

Justicia
La definen los jueces, los fiscales, los policías, los soldados, los civiles, el embajador de España al favorecer de forma activa o pasiva a la empresa, los medios de comunicación, Hidro Santa Cruz. 

No está al alcance de los capturados en mayo.

Luis Castro Valdivia, empresario español
Integra el poderoso y ultraconservador sector energético gallego (Unión Fenosa y otras). 

Desde fines de los años 80 crea un entramado de más de cuarenta empresas, con diferentes nombres pero frecuentemente una misma razón social y administración: a cargo del propio Luis Castro Valdivia, sus hermanos David y Javier, o personas interpuestas. El entramado pretende salvar las restricciones legales existentes para la labor de una sola empresa. 

En el periodo 1999-2005, cuando su cuñado Ramón Ordás funge como Director general de Industria, Energía y Minas de la Xunta de Galicia, Castro Valdivia recibe concesiones que lo convierten en uno de los empresarios más prósperos del sector: el llamado “rey del kilovatio gallego”, por su hegemonía en el mercado de las pequeñas centrales. 

Esta hegemonía se fundamenta en la ilegalidad: constitución de una maraña integrada por decenas de sociedades extensas y opacas, de recientísima creación, con nula experiencia, formadas con capital inicial muy escaso, y sin soporte material, personal ni técnico para el desarrollo de sus actividades.

La Asociación para a Defensa Ecolóxica de Galiza, ADEGA, define una ruta de corrupción e impunidad alrededor de Castro Valdivia: “incompatibilidades, falsificación de registros y agilización de trámites, corrupción, trámites administrativos expresos, declaraciones ambientales a la medida”.

El grupo empresarial de Luis Castro Valdivia se caracteriza asimismo por el ejercicio de la violencia. Cuando la negociación y el convencimiento son insuficientes, la empresa no duda en recurrir a la expropiación forzosa. La intransigencia y la violencia son, posiblemente, herencia de su prolongada militancia en el Partido Popular gallego, de cuya rama juvenil fue encargado.

David Castro Valdivia, hermano de Luis y uno de los propietarios de Hidro Santa Cruz, forma parte de esta red de poder y corrupción. Aunque su presencia pública es menos visible, aparece –entre otros- involucrado en la criticadísima Hidroeléctrica de Chandrexa de Queixa, en el municipio gallego del mismo nombre, presidida por el alcalde de la localidad -pese a ser empresa privada- y ubicada de forma anormal en un Parque Natural. David Castro es pieza clave en el proyecto de Barillas, al menos hasta el estado de sitio (tras lo que desaparece de la escena pública).

Luis Castro Valdivia, empresario en Guatemala
Al llegar a Guatemala, Luis Castro Valdivia hace lo que siempre hizo y se comporta como siempre se comportó. Con desprecio a la población, autoritarismo y violencia. Con compartimiento cerril y obtuso, prepotente y carente de diálogo, según la iglesia católica de Huehuetenango.

No lamenta ni reconoce la implicación de su empresa en el asesinato del primero de mayo.

Matemáticas
Las cifras no engañan y la lógica de las ganancias aplasta. Treinta millones de dólares de inversión estimada (datos desactualizados), 10.7 millones de dólares con aval de instituciones financieras internacionales, venta de bonos de carbono (oxígeno). 

La población se mueve en otros rangos: 1,200 quetzales de gastos por visita de un familiar a cada uno de los presos políticos; dos quetzales cada minuto de llamada a la prisión. 

Modelo de implantación
(1). Alianza transnacionales/gobiernos autoritarios
En Barillas se confunden los intereses inmediatos de expansión de Hidro Santa Cruz, con los intereses estratégicos de acumulación capitalista, vinculados a modelos políticos de corte autoritario y neodictatorial. 

La empresa, incapaz de expandirse por otra vía que no es la de la fuerza, se apoya en el gobierno, al que reiteradamente solicita apoyo. 

El gobierno del Partido Patriota, de matriz autoritaria y militar, observa en Barillas la posibilidad de fortalecimiento de su proyecto, un ensayo y un mensaje en los primeros seis meses de gestión. Las coincidencias ideológicas, políticas, de proyecto económico de estos actores (conservadurismo, afinidades partidarias) facilitan los entendimientos. 

El contexto regional e internacional avala esta propuesta: militarización creciente, fortalecimiento de opciones políticas fascistas, comunidad internacional cada vez más comprometida con los intereses de las empresas (el fin del consenso y el espíritu negociador de contadora en los años 80), legitimación de los golpes de estado (Honduras, 2009 y recientemente Paraguay). 

(2).  La ideología neoconservadora
Santa Cruz Barillas no solamente concreta los intereses de una pequeña empresa sino de un complejo y diversificado entramado de poder, construido históricamente a partir de la corrupción, y con el conservadurismo ideológico como seña de identidad. Este entramado traslada sus prácticas fraudulentas a cada uno de los proyectos que ejecuta.

Son fundamentales los vínculos ideológicos con el Partido Popular, de carácter conservador y heredero de la dictadura franquista, actualmente en el gobierno de Galicia y España: Luis Castro Valdivia fue responsable de Novas Xeracións, la rama juvenil de dicha agrupación política. 

Este elemento ideológico (presente asimismo en la conformación del poderoso sector energético de Galicia, al que pertenece entre otros el grupo Unión Fenosa) actúa como favorecedor de la expansión económica y como rasgo de identidad: se plasma en una cultura (accionar) organizativa propensa a la jerarquía y la imposición, que en Guatemala se traduce en el uso de la violencia. 

(3). El Estado de Sitio como necesidad
Si vinculamos intereses locales y globales. Si visualizamos redes interconectadas de poder alrededor de grandes negocios, de los que Hidralia energía e Hidro Santa Cruz constituyen solo una parte visible. Si percibimos formas de actuación para la expansión económica. Si nos animamos a conectar los sucesos de Barillas con la reimplantación de un gobierno militar, entendemos que Barillas –más allá de los intereses concretos y tangibles alrededor de la hidroeléctrica- es también un ensayo de sistema político autoritario hecho a la medida de los intereses económicos.

Barillas es entonces consecuencia de intereses y condición previa para el desarrollo de la acumulación. Fruto de tensiones sociales e inicio de nuevos espacios de polarización y conflicto. 

En este sentido, el Estado de Sitio no es una declaración extemporánea, aislada, sino una propuesta institucional para un determinado modelo de acumulación económica: el que representan empresas como Hidralia Hidro Santa Cruz, el asumido por la mayoría de empresas trasnacionales y los gobiernos que las respaldan. 

Mujeres de la resistencia
Lloran y se indignan pero sobre todo luchan. 

No. Razones de la oposición comunitaria
Las comunidades de Santa Cruz Barillas exponen razones de tipo económico, ambiental y democrático (derecho de opinión y decisión) para justificar su rechazo a la empresa hidroeléctrica. Además, razones culturales.

La población argumenta que Hidralia-Hidro Santa Cruz se apropia de un recurso material y económico, y lo hace de manera inconsulta y autoritaria, pero también enajena un bien histórico, comunitario y con valor simbólico-cultural. Así, la oposición reivindica, a la par de la economía y la política, la historia, cultura, tradiciones, símbolos y valores, como fundamentos del rechazo: una comprensión integral de la vida. 

Las argumentaciones empresariales no identifican hechos históricos ni tradiciones. Son atemporales, aculturales. Se prodigan en  razones comerciales El modelo de implantación de la empresa sigue un guion general que no atiende condiciones sociales, antropológicas, identitarias. Industria de enclave en economías de enclave y un enclave en forma de Estado-Nación llamado Guatemala.

No quiere decir no
Si más de 40,00 personas en 2007 y más de 100 reuniones  comunitarias en marzo y abril de 2012 adversan la presencia de minería, hidroeléctricas y empresas extranjeras, ¿de qué otras formas hay que decir no para que la empresa entienda que es no, y se vaya? 

Oxígeno
Al igual que la cascada, propiedad privada.

Se comercia el oxígeno (lo comercia la empresa, el gobierno de Guatemala y Naciones Unidas) que  no es recurso, sino bien colectivo. 

P
Partido Popular de España (la fuente ideológica),
Partido Patriota de Guatemala (la alianza natural),
Progreso (lo que ofrece en teoría Hidro Santa Cruz)
Paz (violenta y armada),
Problema (no solución),
Patrullajes intimidatorios (la prolongación del estado de sitio),
Policía (y ejército),
Presunción de culpabilidad (en vez de inocencia, porque todos los líderes comunitarios son culpables).

Las múltiples Pes de la empresa. ¿Se les ocurre alguna otra?

Personajes
Juan Garrido. Señalado por la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala, CICIG, de ser responsable de la muerte del hijo de Amílcar Méndez (dirigente social), cuando ambos trabajaban en el Aeropuerto, y de nexos con el narcotráfico. 

Se gradúa en la Universidad Galileo como Licenciado en Tecnología y Administración de Recursos, una carrera que la Galileo le ofrece a militares. 

Jefe de seguridad del Ministerio Público y de Conrado Reyes, en el breve momento en que este ejerce el cargo, antes de ser destituido (acusado por la CICIG de ser operador de grupos criminales).  

La población de Barillas lo señala de amenazar a los familiares de los presos (“se van a pudrir en la cárcel si no dejan de oponerse a la empresa”). Intimida y ofrece dinero a autoridades, dirigentes, ciudadanos, medios de comunicación, para crear una imagen favorable a la empresa. 

Militar de carrera, su trabajo vincula acciones cívicas con acciones de inteligencia e intimidación.

Su nombre completo es Juan Roberto Garrido Pérez.

Norman Villatoro. El 15 de enero de 2010 varios hombres rodean a Rony Nicolás Juan, líder comunitario e integrante de la Asamblea Departamental por la Defensa de los Recursos Naturales de Huehuetenango, ADH. Uno de estos hombres, Norman Villatoro, desenfunda su arma y amenaza a Rony diciéndole que va a desaparecerlo, como habían hecho con otra persona anteriormente. 

En ese momento Norman Villatoro es el Encargado de Proyectos de Hidro Santa Cruz, es decir, la persona que, según datos de la empresa, “tramita las relaciones necesarias con los organismos públicos desde hace tres años”

Vinculado con Juan Garrido, graduado del Instituto Militar Adolfo V. Hall del Sur, en Retalhuleu.

Su nombre completo es Norman Clemente Villatoro Molina.

Ricardo García.  El acta de inspección de lugar elaborada por el Ministerio Público MP 211-2012-728 de 28 de marzo de 2012 da cuenta de un viaje de inspección realizado por miembros del Ministerio Público, acompañados por el Jefe de Seguridad de la Empresa Hidro Santa Cruz, Ricardo García.  El 65 de mayo, Ricardo García, junto con Oscar Armando Ortiz Solares, es acusado del asesinato de Andrés Francisco Miguel y de homicidio en grado de tentativa en contra de Pablo Antonio Pablo y Esteban Bernabé, cometido el 1 de mayo en Santa Cruz Barillas.

Su nombre completo es Ricardo Arturo García López. 

La experticia y brillante curricula de estas personas indica que Hidro Santa Cruz se organiza a partir del principio de la violencia y de una lógica de intimidación, represión, choque y agresión.  

Preguntas
¿Qué puede esperar la población de una empresa que ha ejercido violencia  contra las comunidades –o simplemente la silencia- para conseguir sus objetivos? 

¿Dejaría usted que sospechosos de asesinato –o por lo menos encubridores del mismo- llegaran a vivir a la vecindad de su casa?

¿Por qué las instituciones financieras internacionales y la representación diplomática de España continúan ofreciendo apoyo a Hidro Santa Cruz? 

¿Por qué la sociedad española no protesta frente a la acción ilegal  y violenta de la empresa? 

¿Una persona y empresa extranjera tiene derecho a imponer su voluntad sobre la voluntad soberana de las comunidades y pueblos originarios, dueños de su territorio, su historia, su presente y su futuro?

¿Pueden las comunidades en el ejercicio de su autonomía y soberanía prohibir en sus territorios la entrada de personas ajenas?

Presos Políticos 
Capturados por personas civiles, amenazados y golpeados físicamente por policías y soldados, amedrentados: van a estar cincuenta años en la cárcel, les dicen cuando los capturan.

Acusados por delitos de opinión, por expresar en algunos casos de forma pública su oposición a la empresa, por representar intereses y derechos de las comunidades, por aparecer en el momento inoportuno en el lugar equivocado: en ese espacio donde la acción social y colectiva o la mera presunción de la misma se convierte en delito.

Detenidos en ausencia de garantías y derechos, en un marco político autoritario y violento (la acumulación económica ignora garantías y derechos).

Son: Saúl Aurelio Méndez Muñoz, de 39 años; Joel Gaspar Mateo, 36 años; Andrés León Andrés Juan, 28 años; Diego Juan Sebastián, 34 años; Ventura Juan, 28 años; Antonio Rogelio Velásquez López, 40 años; Pedro Vicente Núñez Bautista, 38 años; Amado Pedro Miguel, 31 años; Pascual de Pascual Pedro; Esteban Bernabé Gaspar y Marcos Mateo Miguel, 38 años, liberado el 20 de septiembre.

Además, existe una lista con órdenes de captura (perseguidos políticos) desde el 17 de abril (algunos de quienes figuran en la orden de captura fueron detenidos en mayo):

Arcadia Aurora Velásquez López, Saúl Aurelio Méndez Muñoz, Jaime Leocadio Velásquez Méndez, Emilio Reginaldo Méndez Mérida, Efraín Méndez López, Daniel Domingo Mateo, Ramón Esteban Felipe, Pascual de Pascual Pedro, Francisco Pedro Pedro, Gregorio Waldemar Mérida Velásquez, Miguel Ángel Méndez Sosa, Paulo Mateo Juan, Artemio Rubén Herrera Herrera, Francisco Lucas Pedro, Tomás Domingo Simón, Genaro Diego Francisco, Gregorio Sebastián Mateo, Alonso Juan, José Francisco, Juan Bernabé, Angelina Francisco, Pedro Ramírez, Esteban Bernabé Gaspar.

No los olvidemos. La historia reciente de Barillas no es una abstracción de conflictos, sino la vida en juego de muchas personas.

Retrospectiva
El pasado retorna Barillas el primero de mayo. Policías y militares intimidan, amenazan, apuntan con sus armas y golpean a los capturados. Los soldados patrullan en la noche, los policías y oficiales que capturan a los presos políticos los acusan de comunistas y guerrilleros.

Vienen a la mente episodios recientes: las patrullas de autodefensa, las masacres en los días domingo, de mercado y fiesta, los rostros de padres y familiares que nunca retornan.

Está claro que el gobierno de Otto Pérez Molina no es el gobierno militar de los años ochenta, que el país no es el mismo de hace treinta años, pero muchos actores de poder se esfuerzan en aparentar lo contrario. 

Rostros y nombres
La represión tiene rostro. La ambición tiene rostro. La persecución tiene rostro, así como la amenaza, la captura, la intimidación, el chantaje. Por tanto, los perseguidos por sus ideas, los amenazados, las víctimas tienen rostro. 

Los presos políticos, once inicialmente, diez desde el 20 de septiembre, tienen rostros: historias, sueños, familias, esperanzas y anhelos (no los olvidemos).  

Soberanía
Derecho a decidir sobre el territorio y la vida, con todo lo que implica: trabajo, empresas, bienes. 

Olvidada y marginada en el conflicto de Barillas.

Terror
La lógica del poder autoritario es la sinrazón del poder autoritario. Los argumentos, por parciales e inconsistentes, se agotan. Las soluciones de fuerza se convierten en las únicas e Hidro Santa Cruz se conforma y organiza para el ejercicio de la violencia. 

Existe poca o ninguna preocupación por el contexto social, cultural y político de la región y las comunidades, en una zona de complejidades cruzadas: migración, convivencia étnica diversa, historia reciente de violencias. 

Cuando la complejidad de Barillas se trasmuta en conflicto, la violencia queda como recurso privilegiado.   

Usurpación de la democracia 
Antes y después del primero de mayo, Hidro Santa Cruz se mantiene inamovible en la intransigencia, la reiteración de su discurso y su proyecto, la imposición que no toma en cuenta el sentir y pensar de las comunidades. Las acciones de la empresa, una por una, fortalecen un régimen de ausencia de derechos.

Hidro Santa Cruz continúa laborando, a pesar de la oposición comunitaria, documentada en actas y cientos de reuniones. Estas actas, de acceso público, constituyen argumentos éticos, políticos y legales (fundamentos de derecho) para la oposición a la hidroeléctrica.

Hidro santa Cruz no asume su participación en el asesinato de Andrés Francisco Mmiguel y el atentado con heridas contra Esteban Bernabé Mateo y Pablo Antonio Pablo, el 1 de mayo, aunque es público que los asesinos están relacionados con la empresa: "No trabajaban con la hidroeléctrica directamente, pero la investigación nos dice que son subcontratados. No queremos decir que la empresa sea cien por ciento responsable (...) el Ministerio Público tiene que determinarlo. Nosotros no defendemos ni acusamos a nadie" (Otto Pérez Molina).


Voces (colectivas) 
Leído en un afiche. Por intimidación, amenazas, violencia, engaño, invasión, capturas, compra de voluntades, represión, presión a los presos políticos y sus familiares, autoritarismo, prepotencia, irrespeto a las decisiones comunitarias y asesinato, exigimos la retirada de Barillas de Hidro Santa Cruz. 

15 de octubre de 2012 

No hay comentarios:

Publicar un comentario